En General Alvear resaltaron la labor de los brigadistas

En General Alvear resaltaron la labor de los brigadistas

Los incendios que llegaron a destruir más de 300.000 hectáreas en las provincias de Mendoza y la Pampa desde fin de año ya están controlados en su totalidad gracias a los esfuerzos del personal de bomberos y a las lluvias, que terminaron de apagar los focos activos, señalaron las autoridades.

Según informaron, en Mendoza logararon reducir "en forma significativa" los focos de fuego en General Alvear.

"Ayer a las 18, unos rayos prendieron fuego un campo cerca de la subestación Comahue-Cuyo, pero rápidamente lo apagaron los productores con la ayuda de la gente del Manejo de Fuego".

En total, fueron consumidas por el fuego unas 170 mil hectáreas. Según Defensa Civil, quedan algunos incendios sobre Ruta 146 y costa del río, "pero contenidos". Desde el inicio de los incendios, trabajaron 847 personas en los distintos operativos, con 26 maquinarias pesadas, 96 livianas, 31 vehículos específicos para combate de focos ígneos y ocho medios aéreos, entre ellos cuatro aviones hidrantes.

"Son incendios muy delicados", sostuvo en Radio Mitre el coordinador del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, Marcelo Mosiejchuk.

La Secretaría de Protección Civil, bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, también vigila otras dos provincias: Buenos Aires (este) y Santa Fe (este) ante el surgimiento de varios incendios.