Atacan cuatro iglesias en Santiago de Chile y amenazan al papa Francisco

Atacan cuatro iglesias en Santiago de Chile y amenazan al papa Francisco

- Un total de tres templos católicos fueron atacados esta madrugada por desconocidos, atentados que se producen a sólo tres días del inicio de la visita del Papa Francisco a esta nación sudamericana.

Uno de los mensajes dice lo siguiente: "No nos someteremos jamás al dominio que quieren ejercer sobre nuestros cuerpos, nuestras ideas y actos, porque nacimos libres de decidir el camino que queramos tomar". Contra todo religiosx y predicador. "Papa Francisco las próximas bombas serán en tu sotana", se lee en un panfleto. "A raíz del hecho resultaron con daños unos vidrios y la puerta principal de la iglesia, y se encontraron algunos elementos que fueron rotulados para ser enviados a la fiscalía", dijo Eduardo Grandón, capitán de Carabineros. "Libertad a todos los presos políticos del mundo, Wallmapu (territoroio mapuche) libre, autonomía y resistencia. Atacamos con el fuego del combate haciendo explotar su asquerosa moral", aparece en uno de los escritos.

Un segundo ataque incendiario afectó a la iglesia católica Emmanuel del barrio de Recoleta, en el norte capitalino, mientras otro artefacto explosivo-incendiario dañó instalaciones de la parroquia Cristo Vencedor, ubicada en Peñalolén, en el este de Santiago.

El vocero agregó que la plataforma tampoco permitirá pedir viajes en las rutas por donde se estima que pase el papamóvil, recomendando a los usuarios alejarse "al menos tres cuadras de la zona habilitada para el paso del Papa Francisco" para pedir un vehículo.

La fachada de la iglesia luego del ataque.

De todos modos, el gobierno chileno minimizó los ataques y no quiso responsabilizar a ningún sector.

Si bien allí no se encontraron panfletos con amenazas, la policía halló un extintor y un envase plástico que están sometidos a peritajes, aunque en este caso no se hallaron panfletos.

El caso neutralizado ocurrió en el santuario Cristo Pobre, cerca de la estación Quinta Normal del Metro, donde se halló un bidón aparentemente cargado de combustible que fue dejado en la entrada, durante un operativo en el que se desvió el tráfico de vehículos y peatones.