Encontraron enterrada a una adolescente buscada hace 15 años

Encontraron enterrada a una adolescente buscada hace 15 años

¿Cómo se explican 15 años de desidia? ¿Cómo se le dice a una madre que esperó tanto tiempo que su hija estaba enterrada a 16 cuadras? A mi hija me la hicieron prostituta, no sé quién, pero la voy a buscar toda mi vida. Lo cierto es que el caso más antiguo de Missing Children se resolvió 15 años después cuando la justicia reabrió la causa (que había sido cerrada a las dos semanas de la desaparición).

Pero Mariela estuvo siempre en el mismo lugar. Como sonó el teléfono, fue Javi a atender. Cuando volvió no estaba más. "Yo responsabilizo al Estado que no me ayudó a buscarla, no me pusieron ni un abogado para que me oriente", dijo en las últimas horas a Telefe Noticias una Luisa devastada ante la reciente noticia.

Sucede que se encontró con el caso de un cuerpo enterrado como NN en el cementerio de Lanús por esas mismas fechas.

Pero, según informó el diario Clarín, hace pocos meses, una fiscalía especializada en trata de personas pidió una actualización de la cuasa, y finalmente fue reabierta.

Esta semana se confirmó en Argentina el hallazgo del cuerpo de una adolescente de 14 años, quien fue reportada como desaparecida en septiembre de 2002 en la ciudad trasandina de Lanús en la provincia de Buenos Aires. Hace 2 días se llevó a cabo la exhumación en el cementerio para relevar la evidencia investigada. Gracias al análisis dactilar se comprobó que la huella del pulgar derecho del cuerpo correspondía de manera "fehaciente, categórica e indubitable" a la contenida en la cédula de identidad de Mariela.

La chica, que soñaba con ser maestra jardinera y jugaba con sus peluches y los sentaba como si fuera un aula mientras les daba clases, que tenía su cama siempre preparada, en realidad había tenido un accidente en las vías del tren Roca el mismo día en el que no se supo más de ella.

Al no saber en aquél momento de quien se trataba, algunos lugareños la enterraron el 9 de septiembre de 2002 como NN en un cementerio ubicado a pocos minutos de su casa, mientras su familia la buscaba frenéticamente.

Trasladada a un hospital vecinal y luego al hospital Fiorito de Avellaneda, la joven falleció dos días más tarde y, así como fue atendida sin identificación alguna, fue posteriormente enterrada.

Los familiares contaron que piensan darle una despedida acorde a Mariela.