El insólito gesto de un equipo de fútbol que conmovió a Polonia

El insólito gesto de un equipo de fútbol que conmovió a Polonia

El partido entre el Radomiak Radom y el Rozwój Katowice de la segunda división de Polonia hubiese pasado desapercibido para todos pero una llamativa jugada se hizo viral y logró que se hable en el mundo entero.

El portero Bartosz Solinski quedó en ridículo tras no poder capturar un balón que no llevaba peligro, el cual terminó internándose en la portería. Una vez que se repuso el jugador le enviaron el balón al portero, quien no pudo atrapar la pelota.

De forma inmediata, el entrenador del Radomiak, que ya iba ganando en ese momento por 2-0, llamó al capitán del equipo para pedirle que se dejaran marcar gol.

Bajo una catarata de aplausos, el delantero del equipo visitante se dirigió hasta el arco rival para marcar el tanto sin presión alguna. Con la devolución de gentilezas el partido se puso 2-1.