Temer, ante el juicio que puede anular su mandato

Temer, ante el juicio que puede anular su mandato

Los jueces dictaminarán si Temer y Dilma Rousseff -candidatos a la Vicepresidencia y Presidencia en las elecciones de 2014, respectivamente- usaron dinero procedente de la corrupción destapada por la Operación Lava Jato para sufragar gastos de la campaña.

El presidente encabezó ayer una reunión con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente y aprovechó para dar rango de ley a los compromisos contraídos por Brasil con el Acuerdo de París.

Esa investigación no guarda relación con el juicio que se retoma hoy, pero ambas instancias podrían terminar con el mandato de Temer, quien ha reiterado en diversas ocasiones en las últimas dos semanas que no dejará el poder por voluntad propia.

La investigación penal fue solicitada por la Fiscalía tras la divulgación de una grabación aportada por un empresario acusado de corrupción que colaboró con la Justicia a cambio de una reducción de su condena.

Por el momento, la oposición ya ha solicitado un impeachment en su contra, y de proseguir con este proceso, sería el segundo en menos de un año en Brasil, ya que cabe recordar que la expresidenta Dilma Rousseff también fue retirada de su cargo por irregularidades contables y fue Temer quien tomó su lugar y el principal colaborador para que se llevara a cabo.

El Tribunal Superior Electoral juzga en este caso unas denuncias de abuso económico y político de la fórmula integrada por Rousseff y Temer, que entre otras cosas habría recibido millones de reales de la red de corrupción que operó en la estatal Petrobras.

El mes pasado surgió una grabación en la que parece escucharse a Temer cuando apoya que se pague dinero para comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, que también era su aliado.

Temer, hoy en el poder, fue el vicepresidente de Rousseff, hasta que la sustituyó, de forma interina en mayo y definitivamente el 31 de agosto pasado, cuando el Legislativo la destituyó por supuestas irregularidades fiscales.

Más allá de la justicia electoral, Temer está contra las cuerdas por denuncias que sugieren que incurrió en prácticas ilegales, que llevaron a la Corte Suprema a investigarle por los supuestos delitos de corrupción, obstrucción a la justicia y asociación ilícita.

Los abogados de Temer justificaron la decisión de postergar un día más la entrega del cuestionario porque "es una tarea más compleja que elaborarlas" y apuntaron que, debido al número de cuestiones, contestarlas demandará "un gran esfuerzo" a Temer, quien "no puede descuidar las obligaciones que son inherentes a su cargo".