Venezolanos en Honduras protestan contra el Gobierno de Nicolás Maduro

Venezolanos en Honduras protestan contra el Gobierno de Nicolás Maduro

Colombia y Venezuela comparten una extensa frontera terrestre y Bogotá estuvo pendiente de los recientes hechos en el país vecino, donde hoy hubo manifestaciones callejeras de la oposición y del chavismo.

Asimismo, recordó que la noche del martes firmó una orden activando un plan especial militar para enfrentar un presunto golpe de Estado, del cual acusó al Departamento de Estado estadunidense, y a otros países que, según dijo, pretenden derrocarlo.

Un adolescente de 17 años murió en Caracas y una joven de 23 en San Cristóbal (oeste), según la Fiscalía.

Dos muertos y más de 270 personas detenidas es el saldo de las protestas contra el gobierno de la revolución bolivariana y en contra del presidente, Nicolás Maduro.

Sobre la intención de de dirigentes de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (Mud) de convocar a un paro nacional indefinido, el presidente Maduro instó al pueblo venezolano a prepararse para trabajar y producir. La llamada marea roja se mantuvo animada a la espera del jefe de Estado con canciones nacionalistas e intervenciones de líderes sociales y niños, como un pequeño de cinco años que, disfrazado del Libertador Simón Bolívar, dijo traer un mensaje a Venezuela: "El imperio nos acecha, la patria no se vende, adelante Maduro".

Además de la manifestación frente a la embajada venezolana en Bogotá, hubo otras en diferentes puntos de Bogotá y en ciudades como Barranquilla, Medellín, Cali o Cartagena.

Dos jóvenes murieron este miércoles en Venezuela en incidentes ocurridos en medio de las masivas protestas que se desarrollaron en Caracas y otras ciudades.

Señaló que la alianza condena la represión por parte de los organismos de seguridad y pide "a todos los organismos internacionales, a todos los defensores de los derechos humanos que volteen la mirada a Venezuela" para que observen "lo que viven" los venezolanos.

En una demostración de fuerza, el gobernante encabezó el lunes un acto militar en el que recibió de la Fuerza Armada, su aliado con enorme poder político y económico, la promesa de "lealtad", al tiempo que anunció la ampliación de las milicias a 500.000 civiles, cada uno con un fusil.

"Pese a las acusaciones de Maduro de que Estados Unidos intenta derrocarlo, el mandatario ha sido cauteloso de no enemistarse con Trump, quien recientemente incrementó sus críticas contra el gobierno de Venezuela", indica el reporte periodístico.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, desestimó la oferta del presidente venezolano Nicolás Maduro de realizar elecciones, al descartar que tal proceso vaya a liberar a Venezuela de la "dictadura" que padece.

La oleada de protestas comenzó el pasado 4 de abril, cuando la oposición repudió sendas resoluciones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que despojaron a la Asamblea Nacional (Congreso) de sus atribuciones y a los diputados de su inmunidad, en fallos que luego fueron revertidos.

"Esta marcha pondrá de relieve la fuerza que la oposición es capaz de convocar y los costos que potencialmente le puede generar al gobierno si persiste en evitar elecciones en el corto plazo", afirmó el politólogo John Magdaleno. Siete de cada diez venezolanos reprueban su gobierno, cansados de la escasez y una brutal inflación que el FMI estima en 720,5% este año.