"Súpermarcha trágica": dos muertos en Venezuela

Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) disolvieron la concentración opositora en la zona del Paraíso cuando intentaban marchar hacia el centro, lo que originó el enfrentamiento con algunos manifestantes que respondieron lanzando piedras a los agentes.

En una de las confrontaciones Carlos José Moreno, de 17 años, recibió un tiro en la cabeza y horas después falleció en el hospital, con lo cual se elevó a seis la cifra de muertos en las protestas de las últimas dos semanas en Venezuela.

El ex presidente colombiano Álvaro Uribe se sumó hoy a las protestas de venezolanos que se concentraron ante la embajada de ese país en Bogotá, donde exhortó a los militares y policías de Venezuela a que "desacaten" las órdenes de sus oficiales.

Además de la manifestación frente a la embajada venezolana.

Gobiernos aliados de izquierda, como Cuba y Bolivia, apoyan a Maduro en foros internacionales, mientras que Estados Unidos y otros países latinoamericanos, como Argentina, Brasil, Colombia y México, manifiestan su preocupación por la democracia del gigantesco exportador petrolero. Criticó que "esa tragedia pretenda ser usada en asuntos políticos y para magnificar la crisis venezolana".

En la jornada, la policía disparó gases lacrimógenos contra la marcha opositora que intentó llegar desde el este de Caracas al centro, donde está la Defensoría del Pueblo. Al ritmo de música folclórica y salsa decenas de miles de empleados públicos y seguidores del gobierno, vestidos con camisetas rojas, tomaron las principales avenidas del oeste y centro de la ciudad en apoyo a Maduro.

El presidente de la República, Nicolás Maduro, aseguró la tarde de este miércoles que desea que "todos se preparen para tener una victoria electoral, pronta y total".

"Estamos desmantelando el golpe de estado terrorista, estamos derrotando el golpe de estado violento, somos los vencedores de los violentos, somos los triunfadores de la paz y la democracia", indicó. Pese a que la sentencia fue anulada días después, desde entonces se han multiplicado las manifestaciones contra el régimen de Nicolás Maduro.

Los últimos dos diálogos entre el chavismo y la oposición, facilitados por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Vaticano, duraron apenas cuatro reuniones en mayo de 2014 y dos entre octubre y noviembre de 2016, y ambos fueron abandonados por la oposición bajo el argumento de que el gobierno no cumplió los compromisos asumidos en las primeras conversaciones. Pero la oposición se puso en marcha en abril a las calles para exigir la destitución de los jueces, la independencia del Parlamento y las elecciones generales.