Murió el joven que fue baleado en la cabeza — Venezuela

La marcha fue dispersada también por gases lacrimógenos. El joven estudiante de economía en la Universidad Central de Venezuela, se encuentra en estado crítico con orificio de entrada y salida.

Varios medios informaron de que el joven Carlos José Moreno falleció en el Hospital de Clínicas Caracas, un centro de salud privado cercano al lugar en el que fue herido, cuando era intervenido quirúrgicamente.

Pero contingentes militares y policías bloquearon el paso en puntos estratégicos de Caracas como en las cinco protestas anteriores, que derivaron en choques con saldo de cinco muertos, decenas de heridos y más de 200 detenidos.

Esta mañana, opositores y seguidores del presidente Nicolás Maduro se movilizan para medir sus fuerzas en la calle, entre temores de nuevos brotes de violencia y una agudización de la grave crisis política y económica que sufre Venezuela.

Los miles de opositores comenzaron a concentrarse en la veintena de puntos dispuestos para la actividad en las zonas del este, el oeste, y el centro de la ciudad, pese a los controles de las autoridades y las restricciones en los medios de transporte público, ya que algunos accesos a Caracas amanecieron bloqueados y el metro de la capital cerró una veintena de sus estaciones en el centro de la ciudad.

Pero en una demostración de fuerza, el gobernante encabezó el lunes un acto militar en el que recibió de la Fuerza Armada, su aliado con enorme poder político y económico, la promesa de "lealtad", al tiempo que anunció la ampliación de las milicias a 500.000 civiles, cada uno con un fusil.

"Estamos convencidos de que el país sabe quiénes son los golpistas", respondió la oposición, al señalar que Maduro denuncia "conspiraciones inexistentes".

Los partidarios del mandatario venezolano también salieron a las calles.

Para el jefe de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien tilda a Maduro de "dictador", el gobierno prepara una "acción represiva homicida" al armar a civiles.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos dijo el miércoles en su cuenta de Twitter que instruyó a su canciller para que pida al secretario general de la ONU poner atención sobre la "preocupante militarización de la sociedad venezolana".

Los opositores volvieron a la calle el 1 de abril luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asumiera las competencias del Parlamento, desatando una protesta diplomática internacional que dos días después lo hizo dar marcha atrás.

"Esta marcha pondrá de relieve la fuerza que la oposición es capaz de convocar y los costos que potencialmente le puede generar al gobierno si persiste en evitar elecciones en el corto plazo", afirmó a AFP el politólogo John Magdaleno. Siete de cada diez venezolanos reprueban su gobierno, cansados de la escasez y una brutal inflación que el FMI estima en 720,5% este año.