Mandatarios de Turquía y Rusia respaldan investigación de OPAQ sobre Siria

Los presidentes de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y de Rusia, Vladimir Putin, acordaron apoyar una investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) sobre el uso de estas armas en Siria.

La organización, con sede en la ciudad holandesa de La Haya, recolectará muestras de gas usado en el atentado, y entrevistará a los sobrevivientes.

No obstante, Washington apoyó las acusaciones de la oposición siria contra Damasco y bombardeó el 7 de abril con 59 misiles de crucero Tomahawk la base aérea de Shairat, en la provincia siria de Homs, afirmando, sin presentar pruebas algunas, que el ataque químico a Jan Sheijun se lanzó desde este aeródromo.

La organización compartirá con las Naciones Unidas (ONU) los hallazgos.

La FFM se creó en 2014 en respuesta a las persistentes alegaciones de ataques con armas químicas en Siria.

Rusia rechazó las acusaciones sobre sus vínculos con el ataque químico a la provincia de Idlib en Siria.

Además, el funcionario sirio criticó la falta de acción del ente internacional y detalló que, transcurridos ocho días del supuesto ataque químico, solo se anunció que una misión de la OPAQ había comenzado a recopilar la información disponible. "No es más que una farsa, mientras que hay una necesidad de una investigación seria y completa que debe llevarse a cabo en el escenario de los hechos", concluyó.