La periodista que se convirtió en actriz porno — Fotos

La periodista que se convirtió en actriz porno — Fotos

Alejandra Omaña es una joven colombiana de 24 años que saltó a la fama luego de perder una apuesta en la que prometió que se desnudaría si su equipo ascendía de división y lo hizo.

"Esta era una decisión de tenía aplazada por temor a lo que pudiera pensar la gente, mi familia, pero a finales del año pasado sentí que ya había terminado un ciclo en el periodismo", Dijo Alejandra o Amaranta, como prefieran.

Tras cumplir su palabra se vio forzada a mudarse y a abandonar su profesión para apostar por otra en donde dice, está destinada al éxito.

Su nombre en la industria de la pornografía es un guiño a dos escritores. "No son todos pero creo que la gente está volviéndose más respetuosa".

Además, declaró que entre sus próximos proyectos se encuentra el de grabar un video sexual con un ex guerrillero como contribución a la paz de Colombia luego de la firma de acuerdo entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Y tras ese compromiso decidió incursionar en la industria de la pornografía.

En su cuenta de Instagram exhibe su cuerpo y sus sesiones de fotos sin recato. En las redes los hombres la halagan, la agreden, la critican.

"Yo creo que la libertad sexual es el principio de todas las libertades. No sé por qué nos avergonzamos de algo que nos trajo al mundo; si eso es tan malo, es malo procrear y es mala nuestra existencia en el mundo". La mujer nacida en Cúcuta, lanzó una de las frases más fuertes tras su decisión y dijo que "en Colombia se avergüenzan del sexo, pero no de la desigualdad".

Omaña confiesa que el primer vídeo vestida de monja fué un acto que considera de poca importancia ya que lo realizó más por un poco de diversión y poner en jaque a las instituciones religiosas de las cuales formó parte en un tiempo.

"A la hora de la verdad, cuando ellos vayan a buscar trabajo en una empresa les va a costar mucho por el prejuicio que ya hay en su contra, pero creo que involucrarlos en la pornografía es permitir que los vean como uno más, que es como darles la bienvenida a la sociedad".
Asevera que hay mujeres que cometen actos peores y el problema radica en la sociedad sobre todo Colombia afirmó soltando una carcajada.

Tras una breve pregunta de cual sería el principal mótivo respondió con naturalidad "Ser una persona debería ser suficiente, sólo por eso merecería el respeto absoluto". Hank rescató a Omaña.