UE, China y Chile suspenden la compra de carne desde Brasil

UE, China y Chile suspenden la compra de carne desde Brasil

Además, Corea del Sur anunció que reforzará las inspecciones a sus importaciones de carne y pollo brasileña y bloqueará temporalmente las ventas de productos de pollo de la empresa BRF, una de las firmas en la mira.

Debido a todo el escándalo, Chile y China suspendieron sus importaciones, mientras que la Unión Europea y Corea del Sur colocaron más controles a las carnes brasileñas, lo que ha provocado cierta crisis comercial en el país sudamericano. De ser así, las consecuencias serían mayores.

Temer recibió este lunes, en una reunión de emergencia, alrededor de 20 embajadores de los países que figuran entre los 150 importadores de carnes brasileñas, para responder a preguntas planteadas por el caso que involucra a una organización delictiva que adulterava estos productos, tanto para el mercado local como externo. Según el representante de la industria, Argentina se destaca a nivel mundial por la calidad del producto y por el reconocimiento que tiene el Servicios Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), en la fiscalización de la inocuidad del producto, lo que lo convierte en una fortaleza.

El escándalo generado por la carne adulterada de Brasil no afectó "inmediatamente" la nota de crédito de dos de las principales compañías cárnicas del país, JBS y BRF, implicadas en el caso, informó hoy Standard & Poor's.

Por su parte, el gobierno de Brasil anunció que suspendió temporalmente la exportación de carne producida en 21 plantas investigadas por supuestamente adulterar los productos, informó el ministro Maggi.

La operación reveló un esquema de corrupción por el cual varias de las empresas frigoríficas más importantes de Brasil cometían diversas irregularidades en la producción de carne y su respectivo ingreso al mercado, actuando para ello con la complicidad de controladores públicos, que miraban al costado a cambio de sobornos.

"De esas 21, sólo seis exportaron en los últimos días", agregó el texto, enfatizando que los funcionarios del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento implicados en el escándalo son sólo unos pocos. El viernes afirmó que "la población brasileña puede estar absolutamente tranquila" con el consumo de carne.

Chile, sexto importador de carne roja brasileña, decretó un bloqueo temporal.

Las exportaciones brasileñas de carne de pollo superaron en 2016 los US$5 mil 900 millones y las de carne bovina llegaron a US$4 mil 300 millones, según datos del Ministerio de Desarrollo y Comercio Exterior.

El escándalo ha golpeado a uno de los sectores más importantes de la economía brasileña, que representa el 7.2 % de su Producto Interno Bruto (PIB).