Trump invita a presidente palestino a la Casa Blanca

Trump invita a presidente palestino a la Casa Blanca

"El presidente Trump extendió una invitación oficial al presidente Abbas para visitar la Casa Blanca dentro de poco tiempo para discutir formas de reanudar el proceso político, destacando su compromiso con el proceso de paz que llevará a una paz real entre los palestinos y los israelíes", dijo el portavoz de Abbas, Nabil Abu Rdainah.

Abás, que subrayó a Trump su "compromiso con la paz como una opción estratégica para el establecimiento de un estado palestino junto a Israel", contactó hoy con el rey Abdalá II de Jordania para informarle sobre esa conversación, ya que con anterioridad debatió con el monarca hachemí los temas a tratar con el presidente de EEUU.

Un intruso que portaba una mochila fue detenido la anoche tras lograr ingresar en el recinto de la Casa Blanca mientras el presidente Donald Trump estaba en su interior, confirmaron hoy los servicios secretos estadounidenses. "Si los israelíes están listos, el presidente Abbas se ha comprometido a un acuerdo pacífico con el presidente Trump".

Abu Rdeneh añadió que "el presidente Trump es un hombre muy honesto, muy valiente, que busca un acuerdo, simplemente un acuerdo".

La llamada del viernes fue la primera entre Trump y Abbas desde la investidura de Trump. Durante la visita que realizó a Washington D.C. el primer ministro Benjamin Netanyahu en febrero, Trump hizo declaraciones ambivalentes al señalar que aceptaría lo mismo una solución negociada al conflicto entre Israel y Palestina con uno o con dos Estados, lo que causó preocupación a nivel internacional.

En sus gestiones para asegurar la estadidad palestina, Abbas se ha pasado muchas horas al teléfono y en reuniones con presidentes y secretarios de Estado norteamericanos en el último decenio, pero sus esfuerzos para hablar con Trump habían sido infructuosos. Además, su posición hacia una solución de dos estados al conflicto ha estado marcada por la ambivalencia, está sopesando mudar la embajada estadounidense a Jerusalén -que los palestinos consideran capital de un futuro Estado_, y ha sido más tolerante de las construcciones de asentamientos judíos en territorios reclamados por los palestinos.

Sin embargo, la semana pasada, el gobierno de Trump le advirtió a Israel que no tratara de anexarse partes de Cisjordania, ya que crearía "una crisis inmediata" entre los dos aliados.