Condena CNDH política migratoria de Donald Trump

Condena CNDH política migratoria de Donald Trump

Diputados del PAN pidieron a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU en México que den una opinión y emitan sus observaciones a las iniciativas en materia de seguridad interior y seguridad nacional para que sean tomadas en el análisis y elaboración del dictamen correspondiente.

Condenó la política que niega los derechos humanos de los connacionales en el contexto de la migración en Estados Unidos.

La Comisión enfatizó que las políticas migratorias estadounidenses atentan contra la dignidad, especialmente de los mexicanos, porque representan expresiones ofensivas y xenófobas a través de un discurso de odio, descalificación y desprecio.

La CNDH recordó que en México la discriminación está terminantemente prohibida por el Artículo Primero Constitucional por razones de género, edad, religión, condición, salud, opiniones, preferencias sexuales y por cualquier otra razón.

Las expresiones que criminalizan y estigmatizan a los mexicanos, sin respeto a su dignidad humana, constituyen una violación a sus derechos fundamentales.

De esta manera, rechazó en especial las calificaciones como "criminales", "traficantes de drogas", "pandilleros" y "violadores" a los indocumentados.

También se pronunció sobre la situación en la frontera sur de México, en donde se aprecia el trato discriminatorio y de exclusión contra quienes migran a territorio mexicano huyendo de la pobreza y violencia de sus países, principalmente Centroamérica y el Caribe.

"La CNDH alerta sobre distintas formas de discriminación, además de racial, que están presentes en casi todos los aspectos de nuestra vida cotidiana -que desgraciadamente se perciben como normales- a las que debe prestarse atención y acción permanente por parte de las instituciones gubernamentales".

Con motivo de esta fecha conmemorativa, cabe recordar que el 21 de marzo de 1960 en Sharpeville, Sudáfrica, la policía abrió fuego y mató a 69 personas en una manifestación pacífica contra las "leyes de pases" del apartheid, lo que originó que seis años después la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamara esa fecha como Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.