Carabineros chilenos retuvieron a funcionarios bolivianos — Evo Morales

Carabineros chilenos retuvieron a funcionarios bolivianos — Evo Morales

El ministro de la Presidencia, en su calidad de Canciller interino, expresó el "profundo rechazo e indignación" del Gobierno nacional ante las declaraciones de la presidenta Michelle Bachelet, que justificó la detención de 9 ciudadanos nacionales (dos militares y siete aduaneros) alegando que comentían delitos y pretendían robar 9 camiones con mercadería.

"Es una grave agresión a Bolivia", dijo en conferencia de prensa ofrecida en la vicepresidencia, donde acusó al estado chileno de asumir una actitud complaciente hacia el delito del contrabando que mueve entre 300 a 350 millones de dólares al año.

"El contrabando del lado chileno debe estar moviendo entre 300 a 350 millones de dólares", dijo García Linera al advertir que esa actividad ilícita genera daños económicos a Bolivia.

Además, la Cancillería de Bolivia evalúa la posibilidad de realizar una demanda en algún organismo internacional, agregó.

El tercer camión fue detenido para llevarlo al puesto de control más cercano, pero funcionarios y pobladores chilenos atravesaron territorio nacional y agredieron a militares y funcionarios aduaneros, tres de los que quedaron heridos. (Sic) escribió la noche de este domingo, luego de que en la tarde se confirmara la captura de los bolivianos en la frontera, producto de un operativo que Chile asegura ocurrió dentro de su territorio.

Según la información procedente de Chile, los carabineros detuvieron a los bolivianos en el sector conocido como Panavinto, en territorio chileno correspondiente el Salar de Coipasa.

Los bolivianos fueron detenidos en la región chilena de Tarapacá, según esos reportes, aunque el Presidente Morales aseguró que fue en territorio boliviano.

Para reclamar la devolución sin problemas de sus compatriotas, García Linera recordó que en una anterior oportunidad varios agentes chilenos cruzaron la frontera alegando que se habían perdido, pero inmediatamente fueron trasladados al límite fronterizo.