Venezuela: arrestos y expropiaciones por la "guerra del pan"

Venezuela: arrestos y expropiaciones por la

En las últimas horas se ha efectuado una "represión" contra las panaderías ubicadas en el municipio Libertador, en las que llegan "colectivos" y funcionarios de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) de forma "violenta" a los comercios imponiendo un instructivo e incluso expropiando los comercios, esto lo develaron vecinos de Caracas quienes rechazan este tipo de acciones del Gobierno. "Los responsables de la guerra del pan la van a pagar y después no vayan a decir que es una persecución política", advirtió el presidente socialista Nicolás Maduro en su programa televisivo, el domingo, cuando anunció que habría expropiaciones y detenciones. Los dos establecimientos ocupados pasarán a manos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) que se encargan de distribuir alimentos a precios regulados en zonas populares. Para evitar que haya 'bachaqueo no les vendo a los menores de 16 años y no dejo que una misma persona se lleve pan varias veces.

A los dos días, cientos de policías, fiscales y militares salieron a inspeccionar panaderías en Caracas.

Informó que en este instructivo impuesto a las panaderías casi que se prohíbe la venta de panes como en campesino o el gallego, destinando el 90% de la harina para producir canillas y pan francés, esto solo traerá la ruina de los negocios y miles de personas desempleadas.

En un letrero pegado en la puerta principal se indica que los panes que sacan en bolsas desde el interior de la panadería serán repartidos a los ciudadanos que reciben productos de los siguientes CLAP: Cuartel Miraflores, Jardín Miraflores, Misia Jacinta y Victoria Altagracia.

Venezuela atraviesa una aguda crisis económica, con una inflación disparada y una severa escasez de alimentos y medicinas. Los productores han denunciado que los precios establecidos son inferiores a los costos de producción.

El temor es evidente entre los panaderos.

Es así como los CLAP se han dedicado, entre otras cosas, a la producción agrícola, avícola, fabricación de productos de limpieza y aseo personal y a la elaboración de pan de trigo, para combatir la descarada especulación de las panaderías privadas, bajo la mentirosa excusa de que el gobierno no los provee de la materia prima para su elaboración. "Todo eso lo importa el gobierno, pero nos culpa a nosotros", agregó.